MI RUTINA DIARIA EN VERANO: MUCHA AGUA Y ANTIOXIDANTES

Estamos en época de sudores, calor sofocante… Todo ello influye en la  rutina de belleza que escogemos para cuidar nuestra piel en los meses de verano. Por norma, en esta época solemos buscar productos mucho más ligeros que durante el resto del año, que se absorban con facilidad y que no den lugar a los antiestéticos brillos. Eso sí, siempre teniendo en cuenta las peculiaridades de cada tipo de piel, así como otros factores determinantes, como el clima en el que nos encontremos.

A modo de ejemplo, voy a compartir con vosotros mi rutina facial de belleza veraniega, que en estos meses he de decir que se simplifica bastante. Y es que mi piel, mixta, con tendencia algo grasa según la estación, tampoco es que necesite mucho en verano. Ya vendrán, más adelante, las tiranteces propias del frío y el viento, así como la consecuente necesidad de nutrición, pero de momento, le sobra y le basta con esta sencilla combinación:

LIMPIEZA + ANTIOXIDANTES + HIDRATACION + PROTECCION SOLAR

image

El agua micelar, un básico en mi rutina desde hace ya varios años, limpia en profundidad mi piel, dejándola libre de residuo alguno, y con una sensación de cara recién lavada que me encanta.

La acción antioxidante corre a cargo del serum C-VIT Liposomal de Sesderma, con vitamina C dosificada al 15%, que me aporta luminosidad y evita la aparición de posibles manchas.

En cuanto a hidratación, he de reconocer que, en este sentido no soy muy fiel, ya que me gusta variar e ir probando distintos productos. Ahora estoy con Hydraphase Intense Ligera, muy apropiada para un cutis mixto o graso. Me gusta porque es muy fluida, aporta mucha agua, que es lo que necesito yo en verano, pero nada de grasa.

El protector solar, último paso indispensable en cualquier rutina que se precie, este año no ha tenido rival. Desde que probé Heliocare Advanced XF Gel, este producto se ha ganado el puesto de fotoprotector de cabecera, desbancando a rivales de peso, como los mismísimos Fusion Fluid y Fluido Extremo Anthelios. Este trío de productos componen el selecto grupo de fotoprotectores que, al menos en mi caso – ya sabéis que cada piel es un mundo, y lo que vale para unas, no vale para otras – no permiten que el temido “acné de Mallorca”, del que ya os hablé en una ocasión, haga acto de presencia.

Mención aparte merecen los ojos, cuyo cuidado mimo extremadamente durante todo el año, aplicándome, por la mañana un tratamiento específico para esta frágil área, actualmente Premier Cru Yeux de Caudalie,con una textura muy untuosa- es en la única zona del rostro, ya de por sí muy seca, donde me permito esta licencia – así como unas gotas de mi preciado colágeno de Vital Plus, por la noche. 

En cuanto a mis hábitos de belleza nocturnos, pues muy sencillos: limpieza con agua micelar y quizá un poco de hidratante, junto con el ya mencionado colágeno. Por último, comentaros que una o dos veces por semana exfolio mi piel, con el fin de eliminar células muertas y hacer que los tratamientos penetren mejor.

También te puede interesar
EL ACEITE DE JOJOBA, UNA FORMA NATURAL DE HIDRATAR Y REGULAR EL SEBO
MÁS IDEAS DE ÚLTIMA HORA

Déjanos tus comentarios

Comentario

Nombre*
Página web

No te pierdas ni una publicación

Suscríbete a La Cremola y recibe todas las novedades por email.