FACTOR DE CRECIMIENTO EPIDERMICO, LA REVOLUCION ANTIENVEJECIMIENTO DEL FUTURO

Mucho se esta oyendo hablar, en los ultimos tiempos, del Factor de Crecimiento Epidermico que, sin duda, abre una nueva era en biologia celular. Pero, para entender un poco mejor, de que va todo esto, os dire que el Factor de Crecimiento es una proteina natural, presente en todas las celulas del cuerpo humano, que tiene la capacidad de controlar el ciclo celular.

Alla por los años 80, los cientificos empezaron a pensar en la existencia de algun factor que producia un efecto estimulante sobre algunas zonas nerviosas. Estos descubrimientos, que merecieron un Premio Nobel en 1986, supusieron un paso de gigante para entender muchos procesos celulares. Estas moleculas pertenecen al grupo de las citoquinas, glicoproteinas de bajo peso molecular, que actuan de mediadores de la respuesta celular ante un determinado estimulo, favoreciendo, de este modo, el crecimiento de un determinado tipo de celulas.

image

Dicho de otro modo, las células sólo comienzan a reproducirse cuando reciben la orden de hacerlo. Pues bien, esta orden es transmitida por los factores de crecimiento. Las células necesitan estos estímulos para sobrevivir, proliferar y dividirse. Estas señales se transmiten a través de una cadena de moléculas, que provocarán una respuesta celular, que será una u otra en función del factor de crecimiento que esté involucrado.

Factores de crecimiento hay muchos. Uno de los más importantes es el Factor de Crecimiento Epidérmico, que es en el que me voy a centrar. En la piel hay receptores de Factor de Crecimiento Epidérmico, tanto en la dermis, como en la epidermis y el cabello. La respuesta celular provoca una proliferación de fibroblastos y queratinocitas, además de que favorece la producción de colágeno y elastina, así como de ácido hialurónico.

La utilización del Factor de Crecimiento Epidérmico en el campo del antienvejecimiento cutáneoes aún muy reciente – apenas 10 años – pero el futuro que se plantea es realmente prometedor. Y no es para menos. Echad un vistazo a sus múltiples efectos sobre la piel:

– Conlleva la renovación y reparación epidérmica, ya que regula la función celular en los cambios provocados por los queratinocitos.

– Aumenta la hidratación y la elasticidad, por el incremento de ácido hialurónico de la matriz intercelular.

– Contribuye a reparar los daños celulares provocados por los rayos ultravioleta.

– Tiene acción antioxidante ya que, de forma indirecta, aumenta la enzima superóxido de dismutasa.

– Mejora el sistema de transporte de macromoléculas e iones al interior celular.

Varias marcas cosméticas han sacado al mercado productos con Factor de Crecimiento. Los que se utilizan en cremas y serums son de origen vegetal – en concreto lo extraen de las semillas de la cebada principalmente – aunque también existen Factores de Crecimiento en tratamientos cosméticos en los que se utiliza plasma rico en plaquetas, ya que la propia sangre humana los libera.

Por hoy, yo creo que ha sido ya mucha información. De cara al próximo post, os pondré algunos ejemplos de productos con Factor de Crecimiento.

En general, os diré que los resultados hasta el momento en diferentes campo son alentadores. Sin embargo, la utilización del Factor de Crecimiento en diversos tratamientos tiene también sus detractores, que consideran que éste, al estar condificado por un oncogen, podría llegar a causar alguna lesión tumoral, a pesar de que, en los resultados obtenidos hasta el momento, no se han encontrado evidencias.

También te puede interesar
CONTORNO DE OJOS Y LABIOS POLYFENOL C15, ANTIARRUGAS Y ANTIOJERAS
OBJETIVO: SANEAR EL CABELLO

Déjanos tus comentarios

Comentario

Nombre*
Página web

No te pierdas ni una publicación

Suscríbete a La Cremola y recibe todas las novedades por email.