Tag Archives: retinaldehído

YSTHEAL INTENSE DE AVÈNE. UNA EXCELENTE CURA RENOVADORA

Una gama antiedad de Avène que suele pasar bastante desapercibida y, sin embargo, tan interesante, por su capacidad para alisar la textura de la piel, unificar el tono, aportando luminosidad, y alisar las arrugas. El producto que más me ha llamado la atención es precisamente el último en llegar a la familia, Ystheal Intense, un concentrado antiedad que proporciona a la piel una auténtica cura de choque. Para ello, se vale de poderosos activos, como el Retinaldehído, forma de la vitamina A a medio camino entre el retinol y el ácido retinoico, a una concentración del 0’1%, el cual va asociado a la Oleamida de glicilglicina – asociación patentada por el laboratorio – que triplica la concentración del retinaldehído. Por su parte, el pre-tocoferil al 0’1% protege la piel de las agresiones externas, mientras que el agua termal aporta confort y calma la piel.

Ystheal Intense puede ser utilizado como cuidado antiedad diario, preferiblemente de noche, o bien, como una cura puntual para la piel durante los cambios de estación. Es ideal, incluso, para preparar la piel para un evento especial, ya que los resultados son visibles en pocos días. Este producto es un chute renovador cutáneo. Sin embargo no aporta hidratación alguna, por lo que debe ser complementado en este sentido. El laboratorio recomienda aplicar un plus de hidratación en serum como primer paso – perfecto, ya que estamos con Avène, el serum Hydrance Intense o el nuevo Phisiolift serum – y, a continuación, Ystheal Intense.

Leer más

PATENTES EN COSMÉTICA. LA IMPORTANCIA DE PROTEGER LOS DESCUBRIMIENTOS

Los ingredientes cosméticos son el tesoro mejor guardado de los diferentes laboratorios, que dedican años y años a la investigación de estos activos, capaces de mejorar la apariencia de nuestra piel. Por ello, no es de extrañar que los laboratorios intenten proteger sus fórmulas de la competencia, patentando estos descubrimientos propios, que son auténticas creaciones.

La patente es un conjunto de derechos exclusivos que concede el Estado a un inventor, por un periodo de 20 años. A cambio, para poder patentar y recibir el monopolio de un componente durante este tiempo, la única condición es poner a disposición del público lo que se patenta. Dicha patente debe ser renovada de forma anual, con el fin de no perder los derechos adquiridos. Por otra parte, el titular de una licencia es libre de explotar su patente a su antojo, o bien de autorizar a otra persona a explotarla. En cosmética, se puede proteger mediante patente la composición del producto, el proceso de fabricación, la aplicación del mismo e, incluso, el envase o aplicador del producto. Pero ¿qué sucede cuando caducan los 20 años desde la concesión de la patente? Pues que el inventor en cuestión pierde toda exclusividad y su patente pasa a ser de dominio público. Curiosamente, las grandes investigaciones y patentes de las fórmulas suelen salir al mercado antes por el canal perfumería que por el de farmacia. ¿La explicación? el alto beneficio económico que le sacan al revolucionario producto, envuelto en el lujo de la cosmética de perfumería. Tal es el caso de avances tan importantes como el descubrimiento, por parte del grupo L’Oreal, uno de los principales creadores de patentes propias, de la molécula LR2412, en su momento toda una revolución en productos como Vissionaire de Lancome, y actualmente también presente en líneas como Substianne de la Roche Posay, o Skin Perfection de L’Oreal París. Otra patente de este gigante cosmético es el Proxylane, que encontramos en Age Interruptor de Skinceuticals, Revitalift Laser X3, Neovadiol de Vichy o la citada Substianne. De hecho, fuentes de la compañía reconocen la necesidad de que todas las marcas del grupo puedan beneficiarse de los descubrimientos cosméticos que llevan a cabo “si bien una molécula es una pequeña parte en una fórmula”, justificando, de este modo, la diferenciación de productos de las distintas marcas del grupo que podría parecer que compiten entre sí.

Si hablamos de patentes, Lipotec se lleva la palma. El rey de los péptidos antiedad,  es el responsable de activos tan famosos y eficaces como Argireline, Seriseline, Chromabright, Eyeseryl, SNAP-8, Trylagen o Actigym. Prestigiosos productos de firmas como Shiseido, Dior, Esteé Lauder… utilizan sus péptidos, al igual que Singuladerm, firma que fue creada por la empresa catalana.

El grupo L’Oreal tampoco se queda atrás, con patentes tan conocidas como Pro-xylane, LR2412, Estemoxidina, Mexoryl, potente filtro fotoprotector, ceramidas…

Avène es la responsable del archiconocido Retinaldehído, un potente activo antiedad, precursor del ácido retinoico y cuya patente ha caducado recientemente. Retiage de Sesderma contiene también en su fórmula este ingrediente. También le debemos al laboratorio francés el pre-tocoferil o el ácido hialurónico fragmentado.

Caudalie es el descubridor de los polifenoles de uva, la viniferina de savia de vid y el resveratrol de uva, patente que caduca este año. Precisamente este laboratorio, acaba de sacar al mercado una nueva patente, registrada conjuntamente con la Oficina de Desarrollo Tecnológico de Harvard, el Resveratrol de Vid + Ácido hialurónico, que incluye la nueva línea Resveratrol Lift.

Sesderma, con laboratorio propio dedicado a I+D, cuenta, entre sus patentes, con Nanotech, nanotecnología al servicio de los activos cosméticos, así como Matrixyl 3000, activo estrella que activa la producción de colágeno.

A la investigación de Neostrata le debemos, por ejemplo, la Neoglucosamina y el Ácido Maltobiónico. Por otra parte, quién no conoce el famoso SCA, extraído de la baba de un caracol, de propiedades altamente regenerantes, el IFC-CAF evolución del SCA, u otros activos más recientes, como Retinsphere Technology, presente en la exitosa gama Cellage.

Filorga tiene patentado el NCTF, un compuesto polirrevitalizante, que puede ser aplicado por vía tópica o en inyecciones en cabina de mesoterapia.

Leer más

PHYSIOLIFT. LLEGA EL GLAMOUR A AVÈNE

Avène, la marca de prescripción dermatológica por excelencia, ha decidido poner toda la carne en el asador y, por primera vez, lanza una línea mucho más cosmética. Se trata de Physiolift, una gama de productos antiedad global, que trata arrugas, firmeza, textura … cuyo principal objetivo es restaurar la arquitectura cutánea, reforzando los mecanismos naturales de la piel. Con Physiolift se busca eficacia antiedad, con una imagen mucho más glamourosa y, digamos, premium que a la que nos tiene acostumbrado el laboratorio francés – por primera vez incluyen perfume en su formulación – y lo hace gracias a la sabia combinación de tres activos: el retinaldehído, patente propia de Avène  que, por cierto, acaba de caducar. El retinaldehído, como ya hemos comentado en alguna que otra ocasión, es el precursor inmediato del ácido retinoico, uno de los más potentes activos antiedad del que ya hemos hablado largo y tendido, pero sin ser tan irritante como éste. Estaría a medio camino entre el retinol, más suave, y el ácido retinoico, y es capaz de actuar a nivel celular, aumentando la proliferación y diferenciación epidérmica, renovando y mejorando la textura de la piel. Physiolift contiene mono oligómeros para la síntesis del ácido hialurónico, muchísimo más fragmentado en esta nueva fórmula, con lo cual, penetra más en profundidad. El tercer activo  en cuestión es un alga, ascofilina, que estimula la síntesis de colágeno I y IV.

La gama Physiolift se compone de una crema y una emulsión de día, una crema de contorno de ojos, un bálsamo de noche y Physiodefense Precisión. De todos estos productos os daré buena cuenta en otro post.

El nacimiento de Physiodefense Lift da lugar a una desaparición, la de la línea Eluage, que pierde su razón de ser con esta gama antiedad mejorada.

Leer más

No te pierdas ni una publicación

Suscríbete a La Cremola y recibe todas las novedades por email.