LA IMPORTANCIA DE REVISAR NUESTROS LUNARES

Se va acercando el final del verano, momento ideal para revisarse los lunares y manchas. Según la Academia Española de Dermatología y Venereología, todos deberíamos autoexplorar nuestra piel, al menos tres veces al año, para poder evitar posibles males mayores. Existen una serie de señales que no deberíamos  pasar por alto, para la detección precoz de un cáncer de piel:

Asimetría: si las manchas no son simétricas.

Bordes: No deben ser irregulares.

Colores: si la mancha o lunar ha cambiado de color últimamente.

Diámetro: si supera los seis milímetros.

Evolución: si cambia de tamaño.

El mejor modo de autoexplorarnos es frente a un espejo, utilizando un espejo de mano, para poder revisar también la espalda y nuca. No debemos olvidar explorar nariz, boca, labios, detrás de las orejas, el cuero cabelludo, manos – tanto en el dorso como en el reverso y entre los dedos, que suelen pasar desapercibidos – brazos y axilas, así como cuello y pecho. Por último, no debemos olvidar las piernas, tanto glúteos, como zona posterior de las piernas, así como la planta de los pies.

También te puede interesar
ROSA MOSQUETA ADVANCE DE REPAVAR. EL TURBO DE LA CICATRIZACIÓN
MASCARILLA SUPREMA ANTIEDAD ABSOLUTO. LA NUEVA INYECCIÓN DE JUVENTUD DE LIERAC

Déjanos tus comentarios

Comentario

Nombre*
Página web

No te pierdas ni una publicación

Suscríbete a La Cremola y recibe todas las novedades por email.