FUSION WATER DE ISDIN. UN ANTES Y UN DESPUÉS EN FOTOPROTECCIÓN

Vamos hoy con un plato fuerte: Fusion Water de Isdin. Se trata de un protector solar de última generación, que utiliza una tecnología realmente vanguardista y que está llamado a marcar un antes y un después en fotoprotección.  Su secreto reside en la formulación de filtros solares de amplio espectro con una cosmeticidad única. Y es que la textura es fundamental a la hora de adquirir un fotoprotector facial, de por sí bastante densos y de mala absorción. Año tras año, los principales laboratorios investigan con el fin de encontrar la textura ideal, capaz de proteger de forma eficaz contra la radiación solar, sin dejar, a ser posible, rastro en nuestra piel. Pues bien, en este sentido parece que el futuro en fotoprotección pasa por un elemento hasta ahora impensable: el agua.

Isdin ha sacado el primer fotoprotector de base acuosa del mercado. ¿Y esto qué quiere decir? Pues que está formulado en una matriz gelificada, que minimiza la fase grasa, necesaria para formular cualquier textura. Os puedo asegurar que es el fotoprotector que menos grasas lleva del mercado, pero no está totalmente exento de ellas. El modo en que esto ha sido posible es el secreto mejor guardado por Isdin – por aquello del espionaje entre empresas, principalmente -. Después de mucho indagar, fuentes de los laboratorios aseguran que la fase grasa del producto son los propios filtros, que al ser aplicados sobre la piel, se transforman en agua, mientras que otras fuentes afirman que la base de la fórmula son las siliconas, muy presente en Fusion Water, si echamos un ojo a los ingredientes. La silicona, ese componente viscoelástico, tan amado como odiado por según qué pieles. Y es  que se trata de un arma de doble filo: a pesar de ser la responsable de esa textura tan agradable y aterciopelada, y tan de moda de nuevo en muchos productos embellecedores ópticos – Anthelios Unifiant, Magnificence…-, y de actuar como un excelente humectante cutáneo, así como de formar una película sobre la piel que la protege, las siliconas pueden llegar a taponar los poros, con las consiguientes imperfecciones… Preguntados a este respecto, desde Isdin me aseguran que sus siliconas dejan respirar la piel y que han pasado los test de comedogenicidad, con lo cual puede ser utilizado sin problema por las pieles grasas y con tendencia a imperfecciones o granos.

Fusion Water proporciona una protección 50+, con un acabado realmente ligero sobre la piel, sin dejar rastro alguno. Su textura tixotrópica significa que el producto muestra una forma estable en reposo, que se torna en fluida al ser aplicada. ¿El resultado? una piel suave, mate y protegida del sol.

Sin alcohol, resistente al agua, Fusion Water cuenta con tecnología Safe-Eye, que significa que no irrita los ojos, y puede ser aplicado sobre piel mojada, gracias a un polímero de última generación, que hace que el producto se enganche a la piel mojada. Por último, y como todo buen fotoprotector que se precie, su fórmula se completa con activos antiedad, como el ácido hialurónico, así como vitamina E, de acción antioxidante. Sin duda, un producto muy a tener en cuenta y que marcará un antes y un después en fotoprotección facial.

También te puede interesar
ISDIN FOTO ULTRA 100 ACTIVE UNIFY, QUÉ MAS SE LE PUEDE PEDIR A UN FOTOPROTECTOR
EL CUELLO, EL GRAN OLVIDADO

Déjanos tus comentarios

Comentario

Nombre*
Página web

No te pierdas ni una publicación

Suscríbete a La Cremola y recibe todas las novedades por email.