CITRIATE, EL PEELING A DOMICILIO POR EXCELENCIA

Un producto con resultados muy obvios. Y es que, si buscamos un tratamiento de cabecera, que nos sirva de base de cualquier tratamiento, ése es Citriate, el peeling de uso domiciliario de Neostrata. Qué duda cabe que el primer paso de cualquier protocolo facial sería remodelar la superficie cutánea, alisándola y reduciendo la capa córnea que, con el paso del tiempo, tiende a engrosarse, tal y como os comenté unos cuantos posts atrás.

Citriate consta de cuatro discos concentrados y cuatro cremas monodosis post-peeling. Cada disco concentrado contiene un 20% de Alfahidroxiácidos – un 10% de ácido glicólico, especialidad de Neostrata, y un 10% de ácido cítrico -, que son los encargados de llevar a cabo una exfoliación y renovación celular, con el fin de reducir, como os decía, el estrato córneo y aumentar el grosor de la epidermis. El ácido glicólico actúa muy rápidamente, ya que se trata de una molécula muy pequeña, capaz de penetrar hasta lugares que otros activos no pueden. En este caso, el tamaño sí importa, ya que permite que esta molécula atraviese el estrato córneo. Este peeling casero contiene, a su vez, una crema post-peeling, a base de ácido lactobiónico – un 5% – un Polihidroxiácido de penetración sostenida que proporciona a la piel mucha hidratación y evita la oxidación. Viene a ser una fórmula muy similar a la gama Biónica.

El resultado es una textura cutánea más lisa, reduciendo el tamaño de los poros y atenuando las pequeñas arrugas, así como una piel muy luminosa, unificando el tono cutáneo, atenuando pequeñas manchas y exfoliando las células muertas suavemente.

En cuanto al modo de empleo, Citriate debe utilizarse una vez por semana, preferiblemente de noche, sobre la piel bien limpia, aplicando primero sobre el rostro el disco concentrado, evitando ojos y mucosas. Dejamos actuar unos quince minutos y, posteriormente, aclaramos con abundante agua y aplicamos la crema post-peeling.

Citriate es un producto ideal como tratamiento autónomo, o bien en combinación con otras técnicas, como IPL, láser, Botox, mesoterapias, tratamientos antimanchas, antiacné… A mí me gusta utilizarlo durante cuatro semanas en los cambios de estación, como tratamiento de choque para preparar la piel para la rutina posterior.

También te puede interesar
EFECTOS DE LOS RAYOS SOLARES SOBRE NUESTRO ORGANISMO
PROTEUM 89+. LA ÚLTIMA GENERACIÓN DE PROTEOGLICANOS DE MARTIDERM

Déjanos tus comentarios

Comentario

Nombre*
Página web

No te pierdas ni una publicación

Suscríbete a La Cremola y recibe todas las novedades por email.