REPASKIN MENDER, LLEGA LA FOTORREPARACION DEL ADN

A la hora de exponerse al sol, toda precaución es poca. Las investigaciones no dejan de avanzar en este sentido y, si bien, hasta ahora, nuestro modo de combatir los efectos nocivos de la radiación solar se limitaban a poner filtros y pantallas solares, los laboratoriosmás punteros, como es el caso de Sesderma o Isdin, van más allá y se centran en la fotorreparación del ADN.

La gama Repaskin Mender de Sesderma es una nueva generación de productos nanorreparadores del ADN celular, que suponen el complemento perfecto del fotoprotector. Así, no sólo protegemos, sino que, a su vez, reparamos.

Sin querer extenderme demasiado en cuestiones técnicas, perdiéndome con palabras imposibles, os diré que la radiación ultravioleta causa lesiones en el ADN de las células, que se traducen en posibles mutaciones y desarrollos tumorales. Y es que, los rayos UV producen lo que se conoce como dímeros de timina, que distorsionan la estructura del ADN, dando lugar al fotoenvejecimiento, cronoenvejecimiento cutáneo o, en el peor de los casos, queratosis actínicas e, incluso, melanomas.

Repaskin Mender es un tratamiento de base, previo a la exposición solar y también posterior a la misma, compuesto por fotoaliasas, endonucleasas y exonucleasas, todas ellas fotorreparadoras del ADN. Por otra parte, los aminoácidos y el zinc ayudan a estabilizar la estructura del ADN, mientras que la Teprenona revierte los cambios en la expresión génica asociada al envejecimiento, estabilizando los telómeros. Como en la mayoría de sus productos, Sesderma utiliza la nanotecnología como vehículo para que las enzimas reparadores  lleguen directamente al núcleo central.

imageimage

Repaskin Mender viene en dos presentaciones: serum de 30 ml y mist o spray de 50 ml, con idéntica composición pero diferente formato  de aplicación. En cuanto al modo de empleo, simplemente debemos aplicar el serum o spray debajo del fotoprotector, o bien tras la exposición solar.

Por otra parte, la gama Repaskin cuenta también con un fotoprotector 50, con lo cual, seguramente estaréis pensando: “pues casi mejor me cojo el fotoprotector y así en un mismo producto tengo reparación y fotoprotección”. Sin embargo, la composición es ligeramente distinta, ya que, el poder fotorreparador del ADN del protector solar 50 es más limitado, ya que contiene menos enzimas – concretamente, no contiene exonucleasas- y no lleva en su fórmula aminoácidos, zinc ni trepenona. Aun asi, no deja de ser un fotoprotector recomendable, por el plus en fotorreparacion que aporta a un solar convencional.

También te puede interesar
CONCLUSIONES DE UNA OJEROSA
SOLUCION MICELAR CALMANTE DE LIERAC PRESCRIPTION, LIMPIEZA ULTRA-SUAVE DE LAS PIELES MAS SENSIBLES

Déjanos tus comentarios

Comentario

Nombre*
Página web

No te pierdas ni una publicación

Suscríbete a La Cremola y recibe todas las novedades por email.