PARA QUE SIRVEN LAS VITAMINAS

image

Las vitaminas son unos micronutrientes, que no aportan calorías y que nos ayudan a mantener el buen funcionamiento del organismo. La forma de conseguirlas es a través de los alimentos. De hecho, los expertos afirman que cinco raciones de frutas y verduras al día son suficientes para aportar las cantidades de vitaminas recomendadas. Sin embargo, nuestro frenético ritmo de vida hace que, a  veces, descuidemos nuestra alimentación y, por tanto, nuestro cuerpo puede presentar un déficit de alguna vitamina.

Qué función tiene cada vitamina:

VITAMINA A: Fortalece las defensas y ayuda a mantener sana la piel y las mucosas. Esta vitamina ayuda al crecimiento y a la visión. El cuerpo puede obtener vitamina A fabricándola a base de caroteno, presente en alimentos como zanahorias,brócoli, o bien a través de animales que se alimenten de estos vegetales. En exceso, puede afectar al sistema nervioso central y al hígado.

VITAMINA B: Ayuda a metabolizar los hidratos de carbono.

VITAMINA C: Potente antioxidante, que ayuda a combatir los radicales libres, previniendo el envejecimiento. Muy importante en la formación del colágeno.

VITAMINA D: Absorbe y fija el calcio y fosfato en el organismo, fortaleciendo huesos y dientes y contribuyendo al buen desarrollo corporal. Ésta es la única vitamina que el cuerpo puede sintetizar. Puede obtenerse de alimentos como huevo, leche, atún, o bien nuestro cuerpo la puede sintetizar a través de los rayos del sol.

VITAMINA E: Previene de la oxidación de la vitamina A y los ácidos grasos y facilita la circulación sanguínea, ayudando a la formación de glóbulos rojos, tejidos y músculos.

VITAMINA K: Fundamental para la coagulación de la sangre.

Según su comportamiento en el agua, las vitaminas son:

Hidrosolubles: Se disuelven en agua y no se almacenan en el organismo, or lo que deben aportarse de forma regular. A este grupo pertenecen la vitamina B y la vitamina C. Un exceso de esta vitamina se elimina con la orina.

Liposolubles: Se disuelven en grasas y aceites y pueden ser almacenadas en el hígado y depósitos grasos. Estas vitaminas no es necesario que se consuman a diario y un exceso podría resultar tóxico. A este tipo pertenecen las vitaminas A, D, E y K.

También te puede interesar
LA ELASTINA, FLEXIBILIDAD Y ELASTICIDAD PARA NUESTROS TEJIDOS
TRATAMIENTO ANTIENVEJECIMIENTO

Déjanos tus comentarios

Comentario

Nombre*
Página web

No te pierdas ni una publicación

Suscríbete a La Cremola y recibe todas las novedades por email.